Que el software falla es algo que todos hemos experimentado en primera persona. Cuando el ordenador, el móvil o simplemente el grabador de TDT fallan, es una incomodidad y un incordio.

Pero cuando el software que falla es el que controla el avión en el que vuelas, puede ser algo más que una molestia 🙂

http://www.programmingresearch.com/hidden/aerospace-defense-webinar/

campainbanner_1_3